Eliminar virus con Ozono y desinfectar ambientes

Eliminar virus con Ozono y desinfectar ambientes

El ozono es una molécula compuesta por tres átomos de oxígeno en lugar de dos, que además, aparece en la naturaleza en circunstancias de presión y temperatura. Por lo tanto, el Ozono “O3“,  es un gas presente en nuestra atmósfera con un gran potencial de oxidación, es utilizado desde hace muchos años para la desinfección del agua, del ambiente y para fines médicos.

Su descubrimiento es un hecho histórico que las personas del común ignoran, por lo tanto, vamos a mencionar los momentos más destacados en la que muchos científicos trabajaron para dejar a la humanidad este gran legado:

– En mayo de 1840 el químico alemán Cristian Friedrich Schonbein (1799-1868), descubrió el ozono.

– En 1857 Wemer Von Siemens construyó el primer tubo de inducción superior, con el cual Fritz Kleinmann realizó los primeros ensayos para destrucción de microrganismos.

– En 1870, el médico alemán Lender realizó la primera publicación sobre efectos biológicos prácticos para desinfección de aguas. El descubrimiento de las propiedades antimicrobianas del ozono revolucionó la  medicina de la época.

– En 1873, Fox descubrió la capacidad de éste para la eliminación de microorganismos.

Años más tarde:

– Nikola Tesla, de origen croata, patentó el primer generador de ozono (1896), y en 1900 funda la “Tesla Ozone Co”, empresa fabricante de generadores de uso médico. Fue el primero que ozonizó el aceite de oliva, la misma técnica que se emplea actualmente para la elaboración de cosméticos con aceite de oliva ozonizado.

– El ozono empezó a utilizarse en Alemania después de la I guerra mundial para tratar a personas con heridas infectadas, pie congelado, la gangrena y las úlceras de decúbito.

– El Dr. Fish publicó en 1932 las aplicaciones en odontología del ozono para tratar caries.

– En países como Rusia, Cuba y España se realizaron grandes hallazgos con el ozono. Puedes informarte más haciendo clic aquí.

Lo anterior, para hacer referencia a que el ozono no apareció hace dos días o hace 3 años y tampoco ha sido descubierto en plena crisis sanitaria a comienzos del año 2020. La sociedad no lo conoce porque es tanta su eficacia para matar bacterias, virus, parásitos y cualquier agente patógeno que a grandes industrias como la farmacéutica, no le conviene su divulgación y reconocimiento.

Coronavirus y el ozono

El coronavirus es un virus en forma de corona causante de gripe en su estado normal, así como de gripe más avanzadas (una forma grave de neumonía). Es un virus zoonótico, es decir, afecta a humanos y animales. La familia Coronaviridae pertenece al orden de los Nidovirales, dentro del Grupo IV (Virus ARN monocatenario positivo). Estos virus tienen genomas grandes de ARN, lo que quiere decir que se mutan y reproducen a una velocidad inimaginable, tal como sucedió en la ciudad china Wuham y lo que está sucediendo en España, Italia y países de otros continentes dejando infectados a centenares de personas y muchos fallecidos.

El ozono es 10 veces más potente que la lejía o el cloro, destruye al coronavirus y a otros virus, a bacterias, gérmenes, nemátodos, hongos y otros microorganismos a menor concentración y tiempo de contacto que con productos químicos. Con concentraciones de ozono de 0,1-0,2 mg/L.min, se consigue una inactivación del 99% de rotavirus y poliovirus, entre otros patógenos estudiados, pertenecientes al mismo Grupo IV de los Coronavirus.

En los Estados Unidos, la EPA (Agencia de Protección Ambiental), elaboró un listado con los desinfectantes que eliminan virus y bacterias, pero como el ozono no se puede envasar, no aparece allí escrito. En cambio, en la Unión Europea con la entrada en vigor del Reglamento para Productos Biocidas, han incluido al ozono como biocida para distintos usos, entre ellos para la desinfección de superficies en contacto con productos alimenticios.

En la siguiente tabla están incluidos los virus desnudos contemplados por la EPA a la hora de decidir la eficacia desinfectante de un producto: rotavirus, dentro del grupo de los virus entéricos, así como el virus de la poliomielitis, del mismo grupo, en el que están incluidos los coronavirus.

Es eficaz para desinfectar el agua y el ambiente con la dosis adecuada. Elimina el virus del Ébola en el aire, entonces imaginaos lo ventajoso que es utilizarlo para desinfectar el aire que respiramos sin dejar residuos tóxicos para el organismo, cosa que a día de hoy se logra con generadores de ozono domésticos calibrados y medidos con los niveles de ozono aptos para que las personas lo respiremos con total seguridad.

Fuentes:

www.aepromo.org

Chun-Chieh Tseng &Chih-Shan Li (2006), “Ozone for Inactivation of Aerosolized Bacteriophages”, Aerosol Science and Technology, 40:9, 683-689, 2006. DOI: 10.1080/02786820600796590

CDC, “Interim Guidance for Environmental Infection Control in Hospitals for Ebola Virus”

La naturaleza nos brinda su mejor ingrediente: el ozono
Martin Benítez, director de Ozonoterapia, Salud y Vida
Martin Benítez, director de Ozonoterapia, Salud y Vida
La Ozonoterapia debido a sus múltiples propiedades biológicas resulta de gran importancia en la eliminación de toxinas que se van acumulando en el organismo.
Dra. Agne Esther Díaz Riverol, médico ozonoterapeuta
Dra. Agne Esther Díaz Riverol, médico ozonoterapeuta

El tratamiento con ozono en ambos progenitores antes de la concepción reduce el riesgo de malformaciones en el futuro bebé

Dra. Adriana Schwartz. Médico ginecólogo. Presidenta AEPROMO
Dra. Adriana Schwartz. Médico ginecólogo. Presidenta AEPROMO